Monumentos de El Salvador

Así como su arte, cada país tiene una historia que marcó en su cultura y viceversa. Como cada obra de arte representa un pequeño pedazo de historia para un país, sus monumentos también.

Cada monumento marcó un momento de suma importancia en su historia y estas obras salvadoreñas nos demuestran cómo es que se ve presente eso.

Monumentos a próceres salvadoreños

Hay más de un tipo de monumento que se puede erigir para conmemorar algo y en este caso, conmemoran personas de gran importancia para este país centroamericano histórico. Aunque no cada prócer cuente con su propio monumento, muchos de ellos sí.

Cada uno de estos monumentos bien pudo haber sido hecho en un momento impactante o bien pudo haber sido hecho un tiempo después a este suceso para rememorar este instante, también bien pudo haber sido hecho simplemente para recordar a un personaje en su vida y obra.

Hermano Lejano

Monumento al General Francisco Morazán

Construido en 1880 en San Salvador, es bastante antiguo. Se creó como un homenaje a este general Francisco Morazán que nació en 1792 y murió en 1842, quien intentó unificar varios países de Centroamérica y es considerado un personaje muy importante por eso.

Monumento al General Gerardo Barrios

Se construyó en 1909 y se encuentra en una plaza de su mismo nombre, central en su capital. Gerardo Barrios ha sido un presidente salvadoreño y miembro de un partido liberal que también luchó por integrar Centroamérica en su momento.

Cuando gobernó, se introdujeron granos de café que enriquecieron su país durante un periodo de aproximadamente setenta años.

Monumento al José Matías Delgado

Construido en 1911 y se ubica central en San Salvador. San Salvador ha remodelado esta estatua en 2011 con motivo de conmemoración de su Bicentenario de Primer Grito de Independencia ya que anteriormente fue derribada por un terremoto en 1986.

Monumentos a símbolos

Más allá de conmemorar personas que han sido sumamente importantes, es necesario recordar símbolos cuyos significados no debemos olvidar.

Más de uno de estos símbolos nos permiten vivir como en nuestro día a día, en nuestra cotidianidad y este pueblo salvadoreño ha erigido estas obras para conmemorar sus significados y recordar momentos impactantes en su historia como nación que deben recordar ya que es mejor conocer nuestra historia pasada para no repetirla.

Monumento a la Constitución

Se inauguró en 1992 para simbolizar cuánto valor tuvo esta Constitución Salvadoreña durante un nacimiento de una época de paz en El Salvador. Asimismo, se recuerda que gracias a su Constitución es que son quienes son hoy en día.

Monumento a la Revolución

Su edificación inició en 1948 mientras Óscar Osorio gobernó, para conmemorar su alzamiento ante Salvador Castaneda Castro y así arrebatar su poder.

Monumento a la Paz

Se construyó en 1994 para recibir a cada país que participaría en aquellos Juegos Centroamericanos y del Caribe. Rubén Martínez diseñó esta obra en honor a los Acuerdos de Paz.

Otros monumentos

Aunque no se hayan categorizado entre algún otro tipo de monumento, algunos de estos tienen tanta o incluso más importancia que otros monumentos. Así que más vale recordarlos que dejarlos de lado, pues conmemoran hechos necesarios para este país tan luchador.

Reloj de flores

Construido en 1971 para recibir con una cálida bienvenida a cualquier visitante que entraba a San Salvador por su zona oriental.

Monumento Hermano Lejano

Hoy en día renombrado como “Hermano, bienvenido a casa”, es un monumento que recibe a cualquier persona que entra a El Salvador ya que se puede ver desde su aeropuerto internacional.

Ya sabemos cuán importante es cada uno de estos monumentos y por qué existen, así como por qué es necesario su significado para recordarnos hechos que marcaron una sociedad completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *