Flor nacional de El Salvador

La flor nacional de El Salvador es la flor de Izote y forma parte de los símbolos patrios de la nación. Es originaria de la zona que comprende el subcontinente centroamericano. Por ello, puede encontrarse en los distintos países que conforman la región.

¿Cómo es la flor nacional de El Salvador?

La flor de Izote es miembro de la familia de los liliáceos, específicamente a la orden de las liliflorales. Suele crecer en arbustos que florecen entre los meses de abril y mayo. También es típica de los ambientes secos.

Para cultivarla, se debe hacer por medio de los brotes de las raíces, también conocidos como hijos, de la flor. Su tallo es corto y está repleto de pequeñas florecillas blancas que se asemejan a pequeñas campanas.

¿Cuándo se decretó?

El 21 de diciembre de 1995, se dictó mediante el Decreto Legislativo n°560 que la flor de Izote sería la flor nacional de El Salvador. Desde ese día, obtuvo el título y reconocimiento de símbolo patrio.

Fue elegida como flor nacional de El Salvador debido a su belleza y porque era considerada como la representante de la flora del país.

Utilidades

Gracias a su versatilidad, la población centroamericana utiliza la flor de Izote con muchos fines. Uno de ellos es en la industria textil, para elaborar prendas. También se usa de forma ornamental.

Otra ventaja es que tiene altas concentraciones de vitamina C, por lo que algunas personas la consumen como alimento. Muchos acompañan los huevos y sopas con la flor de Izote. Igualmente, puede emplearse para la creación de alcoholes, detergentes, cuerdas y canastas.

Además del árbol y el ave nacional, la flor de Izote forma parte de la identidad de El Salvador. Un símbolo patrio que no solo transmite belleza y elegancia, sino también utilidad para el día a día de los salvadoreños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *